Related Posts with Thumbnails

Choquitos en su tinta



En Galicia a las sepias (o jibias) pequeñas se les llama choquitos.
Si son pequeños debemos manipularlos lo menos posible para evitar que se rompan. No sería necesario limpiarlos por dentro, pues de esta manera, aprovechamos mejor su tinta. Conviene no pasarse en la cocción, ya que podrían romperse y chafar la presentación del plato.
El choco admite muchas preparaciones, las más típicas en Galicia son: chocos en su tinta, chocos con arroz y empanada de chocos. Es tradición en Redondela (villa situada en la Ría de Vigo) celebrar durante la primera quincena de mayo la "Fiesta del Choco", ya que suele ser en abril cuando hay una mayor presencia de este cefalópodo.
 La tinta es una sustancia exclusiva de los cefalópodos y realmente no es negra, si no rojo-marrón (de ahí que que se utilice el término “sepia” para definir ese color).

Fuente: La cocina de Lechuza





  • 1 kg. de choquitos
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 1 cebolla grande (200 - 300 gr.)
  • sal
  • pimienta blanca molida
  • ½ vaso de vino blanco (Godello, Albariño, Ribeiro...)
  • 1 manojito de perejil



Lavamos los choquitos bajo el chorro de agua fría y dejamos escurrir. Sólo será necesario hacerlo por fuera, al ser pequeños no hará falta tocarlos por dentro, así aprovecharemos mejor su tinta.

En una cazuela (lo ideal sería de barro) ponemos el aceite de oliva a calentar.
Picamos la cebolla muy menudita y sofreímos a fuego medio. Cuando esté bien pochada añadimos los choquitos, salpimentamos y cubrimos con el vino blanco. Espolvoreamos con perejil bien picado.

En cuanto empiece a hervir el guiso agitamos la cazuela para que los choquitos vayan soltando su tinta en la salsita de cebolla. La concha se desprenderá ella sola durante la cocción, así que las podemos retirar en cuanto se vayan soltando.
Mantenemos a fuego medio durante 10 minutos. Dependiendo del tamaño necesitarán más o menos tiempo, lo mejor es comprobar (con cuidado) si están tiernos o no.

Presentamos con un arroz blanco hervido o con un arroz a la cubana. Y listo!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada