Related Posts with Thumbnails

Rapante al horno


Ésta es una receta fácil, rápida y riquísima para hacer cualquier pescado plano (rodaballo, lenguado...) al horno. Podemos acompañarlo con unas verduritas a la plancha y tenemos un plato completo. Los tiempos son aproximados, dependerán del tamaño del pescado, de la potencia del horno, de nuestro gusto personal...



- 1 gallo grande (1 kg. aprox.)
- 3 patatas pequeñas
- sal
- perejil (o las hierbas que prefiramos)
- 2 dientes de ajo
- 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 1 copa de vino blanco




Al ser un rapante grande le quitamos la cabeza (y porque no me cabrá en la fuente, básicamente), cortamos las espinas que sobresalen del cuerpo, incluída la cola, y le damos unos cortes para que el adobo penetre bien y además se cocine antes.


Pelamos las patatas, las partimos en rodajas y la freímos un poco (el pescado tarda menos en hacerse y las patatas quedarían crudas si lo ponemos todo junto). También podemos hacerlas en el microondas. Ver patatas al montón.

Colocamos las patatas en una fuente apta para el horno, haciéndole una cama al pescado. Colocamos encima el gallo adobado con sal, ajo y perejil (majado previamente en un mortero). Echamos por encima un hilillo de aceite de oliva. También  se puede añadir el aceite al mortero, hacer una pasta y adobar el pescado con ella.

Introducimos en el horno precalentado a 180º durante 10 ó 15 minutos, hasta que el pescado esté casi hecho.
Ahora añadimos el vino blanco y mantenemos en el horno 5 minutos más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada